Bloga Guztira: 95
  2018koAzaroak 8

Biodibertsitatea, etorkizuneko erronka erabakigarria

«Klima, biodibertsitatea, parajea» gaiak jorratu zituzten Gilles Boeufek, ingurumenaren fisiologoak, Gilles Clémentek, paisajistak, eta Stefano Mancusorenek.

En la embajada de Francia se organizó una reunión acerca de la biodiversidad, un desafío crucial para el futuro del planeta. «Clima, biodiversidad, paisaje» fueron los temas sobre los cuales el fisiólogo ambiental Gilles Boeuf, el filósofo y paisajista Gilles Clément y Stefano Mancuso hablaron.

Gilles Clément, al que ya hemos mencionado anteriormente en el blog, es un paisajista conocido por crear su propia filosofía y visión del paisaje. Comentamos sus reflexiones como 'el tercer paisaje', 'el jardín en movimiento' o 'el jardín planetario'. En los libros de Gilles Clément , se ve una gran defensa de la naturaleza espontánea criticando la acción humana, aún sabiendo que el jardín existe porque el hombre la crea.

Este diseñador y paisajista francés confirma que "el jardín existe, si existe el jardinero" . Para él lo fundamental es la transformación espontanea del jardín, dejando en un papel secundario el orden del espacio en función de la biodiversidad. En esta situación el jardinero asume un papel diferente que en el pasado, porque ya no es el simple constructor de espacios verdes, sino que tiene una responsabilidad hacia la vida y evolución del jardín.

Sin embargo, el problema siguen siendo las acciones a tomar para hacer un seguimiento del jardín y cambiar así la política de una ciudad e inculcar esta visión. Pero se encuentran dificultades a la hora de encontrar soluciones, ya que el mercado y el poder no buscan soluciones para adaptarse al "entorno alternativo", mientras que el titán de la empresa verde trata de eliminar la biodiversidad de todas las formas posibles.

Resumiendo, la contradicción entre lo natural y el papel de los seres humanos, plantean la cuestión de la biodiversidad y el respeto por la espontaneidad y la riqueza de la naturaleza. La población debería de familiarizarse con el crecimiento desordenado que salvaguarda la biodiversidad. Gilles Boeuf recuerda los ejemplos históricos, como en el caso del banco de semillas de Noruega: "las semillas no deben guardarse en un banco, sino que deben plantarse como sucedió en Sudamérica con cacao y tomate”. La diversidad es lo que puede salvarse del peligro de las epidemias de plantas y el hambre, ya que cuanto mayor sea la variedad de semillas, más podremos reemplazar a los atacados y vulnerables con otros.

Stefano Mancuso subraya la paradoja de que "con el tiempo, las especies de las que nos alimentamos disminuyen, un ciudadano promedio en el momento de la revolución francesa consumía 50 plantas y hoy menos de 16 variedades, una paradoja, ya que hoy gracias a la globalización conocemos más especies que el ciudadano francés antes del descubrimiento de América. Pero el mercado global selecciona pocos genotipos, como ocurre con los plátanos que no tienen semillas porque los hemos transformado. La semilla nos molestó y a día de hoy solo consumimos la versión de Banana Cavendish. Si un hongo afectara a esta especie lo eliminaría del mercado.

En este reunión se habló de la gran y crucial utopía de la biodiversidad. Una utopía difícil, que a veces puede parecer simplista, defendida y relanzada con una sabiduría minimalista, pero quizás porque imita el misterio de la vida, simple y compleja, elemental y tortuosa al mismo tiempo. Y precisamente por esto, como recuerda Gilles Clément: "donde hay biodiversidad, hay más posibilidades de sobrevivir y crecer".



Bilatzailea

Etiketak
Bilatu

Cookie-ak erabiltzen ditugu gure zerbitzuak hobetzeko. Nabigatzen jarraituz gero, berauen erabilera onartzen duzu. Informazio gehiago