Bloga Guztira: 95
  2018koAzaroak 30

Zuhaixkak eta arbolak birlandatu

Nola birlandatu landare bat ahalik eta gutxien sufritu dezan.

Trasplantar aparentemente es una de las tareas más fáciles y comunes de la jardinería, pero hay que tener en cuenta algunos factores para que se garantice el éxito de la tarea. La extracción o instalación incorrecta puede hacer que la planta muera.

Para ello, hay que tener en cuenta si la planta es de exposición soleada o de sombra, cuánta agua le gusta y cuál es la exposición adecuada para decidir su lugar en el jardín.

El trasplante debe de realizarse al momento, si lo prolongamos en el tiempo, las raíces se dañan con el frío o se secan con el calor y la planta no sobrevive al proceso. La mejor época para realizar dicho trabajo es en invierno ya que la mayor parte de la vegetación se encuentra en letargo y el clima afecta menos.

El hoyo realizado debe ser lo suficientemente grande como para que entre el cepellón; no debe ser excesivamente hondo, ya que las raíces de la planta crecen de manera superficial en la tierra. Debemos fijarnos en el cuello de la planta y no enterrarla, si se hunde el tronco puede sufrir podredumbre.

Al colocar el cepellón en la tierra, se mira la tierra extraída, si es de mala calidad la sustituiremos por una de buena calidad, rellenamos con la tierra los huecos que se crean al colocar el cepellón eliminando bien las bolsas de aire que pueden surgir, por lo que compactamos bien las tierra añadida alrededor del cepellón.

Colocaremos un tutor si es necesario en los ejemplares que lo requieran, se eliminará cuando se desarrolle su sistema radicular, las raíces se desarrollarán en los siguientes tres meses, por lo que deberemos estar pendientes de los ejemplares trasplantados, observando sus deficiencias y aportando agua.



Bilatzailea

Etiketak
Bilatu

Cookie-ak erabiltzen ditugu gure zerbitzuak hobetzeko. Nabigatzen jarraituz gero, berauen erabilera onartzen duzu. Informazio gehiago